¿Qué significa «en boca cerrada no entran moscas»?

REFRÁN: «En boca cerrada no entran moscas».
Otra variante: «En boca cerrada no entra mosca».

¿Qué significa "en boca cerrada no entran moscas"?

Significado explícito (explicación literal):
Es una realidad que las moscas pueden meterse en la boca de las personas (atraídas por el olor), y cuando eso sucede, es algo muy desagradable. Por esa razón, es mejor cerrar la boca cuando hay moscas volando cerca.


Significado implícito (mensaje o enseñanza):
En boca cerrada no entran moscas es un refrán que nos recuerda que en ciertas ocasiones, es mejor mantener la boca cerrada para no hablar, o decir algo que nos meta en problemas innecesarios.

Esto suele pasar cuando nos entrometemos en una discusión ajena, o cuando decimos una mala opinión a alguien que no la solicitó, y en general, cuando hablamos cosas sin pensar en las consecuencias: cuando nos damos cuenta, ya hemos enojado, ofendido o herido a alguien con nuestras palabras y sin haberlo planeado. Dicho con otras palabras: cuando uno se busca problemas de a gratis, por haber hablado inoportunamente.

El refrán lo puede decir uno mismo o el que se siente afectado por nuestro hablar, o lo puede decir un observador a forma de regaño. Veamos algunos ejemplos:



Ejemplo 1. El refrán se utiliza como sentencia/regaño:

El papá está regañando a su hija Sandra y le dice su castigo. El hermano de Sandra se burla al momento:
¡Lero lero, que bueno que te castigaron!
El papá le dice al niño:
¡Y tú, por burlarte de tu hermana, no vas a ver televisión por una semana!
La mamá le dice al niño:
¡Ay Pepito, en boca cerrada no entran moscas!



Ejemplo 2. El refrán se utiliza como sentencia/regaño:

La maestra está regañando a un alumno rebelde y lo suspende tres días como castigo. ]uanito, que está viendo la escena, comienza a reírse y a burlarse:
—Ja, ja, ¡que bueno que te castigaron!
La maestra le dice a Juanito:
¡Ah! ¿Te crees muy gracioso Juanito? ¡Pues también te vas castigado tres días!
Un tercer alumno, que también ha presenciado toda la escena, le dice posteriormente a Juanito:
¡Ay Juanito! en boca cerrada no entran moscas.



Ejemplo 3. El refrán se lo dice uno mismo:

Mario le fue infiel a María y están discutiendo, entonces Luis (que es amigo de los dos), se mete a la discusión para apoyar a María. Molesto por su intromisión, Mario le dice a Luis:
¡Tu ni digas nada, porque tu le fuiste infiel a Luisa!
Luisa y María son amigas, y ahora María se ha enterado de la infidelidad de Luis, y sin duda se lo contará a Luisa. Luis se pone a pensar:
—Si no me hubiera entrometido en esa discusión ajena, no tendría esta nueva preocupación... en boca cerrada no entran moscas.



Ejemplo 4. El refrán se usa en forma de advertencia:

La misma discusión entre Mario y María: cuando Luis quiere intervenir y apoyar a María, Mario lo frena diciendo tajantemente:
¡Cuidado Luis, en boca cerrada no entran moscas!
Y se lo dice en forma de advertencia, pues ambos saben que Luis también le fue infiel a su propia mujer, quien es amiga de María. Luis entiende la advertencia, y sabe que Mario podría delatarlo, por lo que decide mantener la boca cerrada.


***