¿Qué significa «Camarón que se duerme, se lo lleva la corriente»?

REFRÁN: «Camarón que se duerme, se lo lleva la corriente».

¿Qué significa "Camarón que se duerme, se lo lleva la corriente"?

Significado explícito (explicación literal):
Los camarones de río —e incluso los de mar— deben sujetarse al suelo o a lo que puedan, para evitar ser arrastrados por la corriente de agua. Cuando algún camarón es arrastrado, se cree popularmente que el camarón se ha dormido, aunque en realidad pudo haber sido un simple descuido.


Significado implícito (mensaje o enseñanza):
Este refrán señala la falta de alerta o falta de astucia de alguien que no sabe aprovechar una oportunidad, y en consecuencia la pierde. Veamos algunos ejemplos:



Ejemplo 1:

—Amigo, Sofía ya tiene novio, yo la quería para mi.
—Si amigo, pero nunca la invitaste a salir, camarón que se duerme se lo lleva la corriente.



Ejemplo 2:

—Yo ya había visto  unos mangos en la mesa del comedor, ¿dónde están?
Ya se acabaron hermanito.
—¿Porqué no me dejaron ni uno?
Lo hubieras apartado, ¡camarón que se duerme se lo lleva la corriente!



Ejemplo 3:

Raúl se pasó las vacaciones jugando videojuegos y casi no estudio para el examen de admisión a la Universidad Autónoma. En su casa conversan después del examen:
—Raúl, ¿ya revisaste las listas de los que aprobaron el examen?
—Ya revisé y no aparece mi nombre, pero si está el nombre de mi novia y los de mis amigos, no podré estudiar con ellos en esa Universidad, y todo por no haber estudiado en vacaciones.
—Camarón que se duerme se lo lleva la corriente.



Ejemplo 4:

En la fabrica:
—Me acabo de enterar que el proveedor envió unos regalitos para los trabajadores, y los van a repartir en una hora.
—Muy bien, entonces aquí esperaré el mío.
—No, no hagas eso porque no hay suficientes para todos, así que ponte listo, camarón que se duerme se lo lleva la corriente.



Ejemplo 5:

El cliente regresa a la tienda a comprar el disco edición especial de colección que le habían ofrecido:
—Hola, ya regresé a comprar el disco, ya lo pensé bien y si lo voy a querer.
—Lo acabo de vender hace 5 minutos, te dije que era el último que me quedaba.
—¿No tienes otro? ¡Véndeme uno! ¡No quiero que mi colección quede incompleta!
—Lo siento amigo, camarón que se duerme se lo lleva la corriente.


***

«El que siembra vientos, cosecha tempestades»

REFRÁN: «El que siembra vientos, cosecha tempestades».
Otras variantes: «Quien siembra vientos, cosecha tempestades» / «Quien siembra vientos, recoge tempestades».

¿Qué significa "El que siembra vientos, cosecha tempestades"?

Significado explícito (explicación literal):
Este refrán esta basado en un texto bíblico: Oseas 8:7 que dice: "Porque sembraron viento, y torbellino segarán". En el contexto, leemos que Dios estaba muy enojado con su pueblo (Israel), porque habían caído en idolatría y Dios los condenaría por ello. Por lo tanto, la parte de "sembrar viento" se refería a la falsa adoración, y el torbellino —o en este caso: tempestades— se refería a la ira de Dios sobre su pueblo.


Significado implícito (mensaje o enseñanza):
Este refrán nos advierte que cuando actuamos mal, estamos propiciando que nos sucedan cosas peores. Existe otro refrán similar: "lo que se siembra, se cosecha", pero este último puede referirse a cosas buenas y malas. En cambio el otro, se refiere solo a cosas malas que pueden volverse algo peor. Veamos algunos ejemplos:



Ejemplo 1:

—Juanita, ¿ya se enteró de que los hijos de Yolanda volvieron a golpear a un muchacho de la otra vecindad?
—¡Ah malvados! Pero ya les caerá la justicia, porque el que siembra vientos, cosecha tempestades.



Ejemplo 2:

En el confesionario de la iglesia:
—Padre, he vuelto a robar, pero lo hago por mis hijos.
—Hijo mío, deja de hacer eso, porque cuando te atrapen y te metan a prisión, ya no tendrás libertad, y ya no podrás ver a tus hijos. Recuerda que el que siembra vientos, cosecha tempestades.



Ejemplo 3:

Susana. —¿De dónde salieron todas estas joyas y aparatos electrónicos?
Martha. —Me fui a la "venta especial" para aprovechar los descuentos y mis nuevas tarjetas de crédito.
Susana. —Pero tu ni siquiera tienes empleo, ¿cómo harás para pagar todo esto?
Martha. —No lo sé aún, pero ahorita no me distraigas, porque estoy viendo mi telenovela.
Susana. —El que siembra vientos, cosecha tempestades, ¡eh!



Ejemplo 4:

En la fabrica:
Arturo. —Mira Javier, me voy a llevar esta herramienta escondida entre la ropa.
Javier. —No la robes, el vigilante la puede encontrar cuando te revise a la salida.
Arturo. —No creo, además, el que no arriesga, no gana.
Javier. —Eso no es ganar, eso es sembrar deshonestidad, y el que siembra vientos, cosecha tempestades.
Arturo. —De acuerdo, mejor no me la llevo.



Ejemplo 5:

Martín es un apostador compulsivo y todos los días gasta su dinero en el casino. Cuando su amigo se entera de tal situación, le dice:
Martín, tu esposa dice que llegas muy tarde todos los días, y que ya no das dinero para comprar comida para tus hijos. Deja de apostar, porque al ritmo que vas, puedes perder tu casa, tu esposa, e incluso a tus hijos, recuerda que el que siembra vientos, cosecha tempestades.


***

«Quien mucho abarca poco aprieta» - significado

REFRÁN: «Quien mucho abarca poco aprieta».
Otras variantes: «El que mucho abarca poco aprieta» / «Quien mucho agarra poco aprieta».

¿Qué significa: "quien mucho abarca poco aprieta"?

Significado explícito (explicación literal):
Cuando alguien quiere agarrar muchas cosas a la vez, no es capaz de sujetarlas con la misma fuerza y seguridad que con la que agarraría una sola cosa.


Significado implícito (mensaje o enseñanza):
Este refrán nos indica que cuando queremos emprender varias cosas al mismo tiempo, no podremos desempeñar bien ninguna. Es mejor concentrarse en un asunto a la vez para que resulte bien. Se puede aplicar a diferentes situaciones: hacer varias actividades, tener varios empleos, hacer diferentes compromisos, etc. Veamos algunos ejemplos:


Ejemplo 1:

Pepe. —¿Qué estás viendo en la televisión?
Toño. —En un canal estoy viendo el partido de fútbol y en el otro veo una película que no me quiero perder, pero por cambiar de canal, ¡ya me perdí el gol del partido!
Pepe. —Ja ja, el que mucho abarca poco aprieta.


Ejemplo 2:

Está el hijo en su habitación estudiando para el examen, pero mientras lee el libro, también está viendo la televisión, y escuchando música por los audífonos. Entra la mamá, y le dice:
¡Hijo mío, no puedes hacer todo a la vez! Así, ni aprendes bien, ni te diviertes bien. Solo recuerda esto que te digo: ¡quien mucho abarca poco aprieta!



Ejemplo 3:

Por querer ganar mucho dinero pronto, Pepe el carpintero le dijo a cuatro clientes que tendría sus encargos en tan sólo tres días. Pero cuando se llegó el día de entrega, Pepe no había terminado ni un sólo encargo, por lo que los cuatro clientes se pusieron furiosos y le dijeron que esta sería la última vez que le hacían un encargo. Toño —el vecino—, le dijo a Pepe: "No era así el negocio mi Pepe, recuerda que quien mucho abarca poco aprieta".


***

Recursos literarios de los refranes

En su antigua —pero ingeniosa elaboración—, los refranes se caracterizan por recurrir a ciertos elementos literarios, los cuales son:

  • Metáfora. Se trata de aplicar las cualidades de un objeto a otro, pero no de forma literal. Dicho en otras palabras, con la metáfora se intenta hacer una comparación entre dos objetos o conceptos, para facilitar su comprensión. Ejemplo de una metáfora: "el átomo es un sistema solar en miniatura". Ejemplo de un refrán que emplea la metáfora: "Candil de la calle, oscuridad de su casa", en este ejemplo de refrán, estamos hablando no de un candil, sino de una persona que es generosa y acomedida sólo con sus amistades y con los extraños, y en cambio, en su propia casa, con su propia familia, no le gusta compartir, ni ayudar.

  • Analogía. Es una comparación de dos cosas distintas pero que una puede representar a la otra. Ejemplo: "El aire es para el humano lo que el agua es para el pez". Ejemplo de refrán que emplea la analogía: "El que con lobos anda, a aullar se enseña", en este ejemplo podemos ver que la comparación es implícita, pero fácil de entender; casi siempre, los refranes harán referencia a las personas, en este caso, los lobos pueden ser personas malvadas, y aprender a aullar sería aprender cosas malvadas.

  • Rima. Es la repetición de una secuencia de fonemas al final de cada verso, dicho de otra manera, es la repetición de sonidos iguales o similares al final de un verso, esta repetición de sonidos embellece el texto. Ejemplos de refrán con rima: "A Dios rogando y con el mazo dando" / "De golosos y tragones están llenos los panteones".

  • Juegos de palabras. Algunos refranes también aprovechan el doble significado que tiene una palabra o su reiteración. (Nota: no confundir doble significado con doble sentido). Ejemplo de refrán que aprovecha el juego de palabras: "El que parte y comparte, se queda con la mejor parte".

***

¿Cuáles son las características del refrán?

AQUÍ LAS CARACTERÍSTICAS DEL REFRÁN:

  • Su proposito es transmitir una enseñanza o una reflexión.

  • Son frases u oraciones cortas.

  • Su origen es a partir de la experiencia colectiva a lo largo del tiempo.

  • Por lo general, son observaciones de autor desconocido, es decir, son anónimos.

  • Su uso más común es en las conversaciones cotidianas.

  • Suele tratar temas cotidianos, del modo de vida del ser humano y sus valores. Para esto hace comparaciones fáciles de imaginar, que van desde simples observaciones en la naturaleza, pasando por oficios como la agricultura o la herrería, hasta cuestiones más filosóficas o espirituales.

  • Se han transmitido oralmente, de persona a persona y de generación a generación.

  • Por lo general, en su estructura encontramos una relación de "causa y efecto", o "causa y consecuencia".

  • La estructura del refrán suele emplear algunos recursos literarios como la metáfora, la analogía, la rima, y los juegos de palabras.


***

Significado "explícito" e "implícito" del refrán



Aquí hablaremos del significado explícito e implícito de un refrán. Pero antes debemos entender qué significan estas palabras:

La palabra explícito significa que expresa claramente una cosa; lo que leemos es lo que significa, no hay nada oculto. En cambio, la palabra implícito significa que lo que leemos puede tener un significado alterno, algo que no se expresa claramente.


Ahora sí, apliquemos esto a los refranes:

Significado explícito del refrán.
El significado explícito es el menos importante a la hora de hablar de refranes. Se refiere al significado literal, lo que decimos o leemos es lo que significa tal cual. Por ejemplo, cuando decimos el refrán "camarón que se duerme, se lo lleva la corriente", el significado explícito es, que cuando un camarón está despierto, este se sujeta bien al fondo del río, pero cuando se descuida o se duerme, entonces, la corriente lo arrastra. El significado explícito es el primer pensamiento que dibujamos en nuestra mente al escuchar el refrán.

Significado implícito del refrán.
El significado implícito es el más importante a la hora de hablar de refranes. Se refiere al significado alterno, u oculto, que encierra la oración. El significado implícito viene después del explícito, una vez que ya hemos imaginado la escena, viene entonces la reflexión para comprender la enseñanza o moraleja que acompaña a ese refrán. En el mismo ejemplo de "camarón que se duerme, se lo lleva la corriente", el significado implícito es, que si una persona se descuida (se "duerme"), puede verse de repente, envuelto en un problema o en un imprevisto ("arrastrado por la corriente").

En este sitio —"REFRÁN Y MÁS!"— encontrarás diversos ejemplos de refranes con significado explícito e implícito, pero recuerda que el más importante es el significado implícito.


Más información básica acerca de refrán:
Ir a: Explicación fácil de refrán
Ir a: Características del refrán
Ir a: Lista de refranes en este sitio

¿Qué es un refrán? Definición fácil



He aquí mi propia explicación —fácil— para "refrán", una definición para niños y estudiantes de educación básica.

El refrán es una frase, u oración de uso popular que contiene algún consejo, reflexión o moraleja sobre asuntos cotidianos de la vida diaria de las personas.

Los refranes se transmiten de forma hablada, de persona a persona, y de generación en generación, y su propósito es dar enseñanzas y consejos acerca del comportamiento de los seres humanos.

Su uso en las conversaciones diarias es muy frecuente, debido a sus características: son oraciones cortas, que hablan de algo cotidiano, muchas veces dichas de forma jocosa, y que tienen rima; y todo esto hace que sean expresiones fáciles de recordar.


 Profundizando un poco:

En realidad, el refrán puede estar compuesto por una oración completa, o por dos frases que se complementan para exponer su enseñanza. Recuerda que existe una diferencia gramatical entre frase y oración, a veces no muy clara en los refranes.


Ejemplo de refrán de dos frases u oraciones:

"De tal palo, tal astilla."
"A palabras necias, oídos sordos."
Ejemplo de refrán de una oración:
"No le pidas peras al olmo."
"De golosos y tragones están llenos los panteones."


Más información básica acerca de refrán:

Ir a: Significado "explícito" e "implícito" del refrán
Ir a: Características del refrán
Ir a: Lista de refranes en este sitio

***